BLOG DE SALUD

Beneficios de la cúrcuma para la salud: Cómo las curcuminas de la cúrcuma benefician a su hígado

por | 01/25/23

Es sorprendente la cantidad de cosas cotidianas que afectan negativamente a la salud del hígado, provocando fatiga, dolores musculares, desequilibrios hormonales o mal humor. Si usted está experimentando cualquiera de estos síntomas, puede ser una bandera amarilla que su hígado está tomando un poco de calor. Puedes enfriar el ambiente en tu hígado y hacer que vuelva a funcionar correctamente con la ayuda del potente antiinflamatorio que se encuentra en la cúrcuma, llamado curcumina, según investigación. Esto es lo que debe saber sobre la salud de su hígado y la curcumina.

7 cosas que dañan tu hígado y que deberías conocer

El hígado resulta dañado por cosas cotidianas que provocan la muerte de las células del hígado, lo que puede dar lugar a problemas y enfermedades hepáticas:

  • Alcohol
  • Comer en exceso
  • Virus
  • Parásitos
  • Contaminación medioambiental
  • Contaminación de los alimentos
  • Medicamentos

¿Cómo afecta el alcohol al hígado?

¿¡Salud!? El alcohol contiene algo llamado etanol, que es un auténtico aguafiestas para el hígado. Las células del hígado producen energía en una parte llamada mitocondria. Cuando bebes alcohol, estas baterías naturales se ven atacadas repentinamente por moléculas nocivas. El resultado es muy perjudicial para el hígado. Por suerte, los científicos conocen alimentos naturales que mejoran la salud de tu hígado, como la curcumina.

Comer en exceso daña el hígado

Bombardear el cuerpo con un exceso de comida puede dificultar el equilibrio entre el azúcar y las grasas en sangre, un proceso que afecta al hígado. Si no se controla, comer en exceso puede provocar obesidad, resistencia a la insulina y síndrome metabólico. Volvamos a esta enfermedad dentro de un rato; primero, descubramos qué alimentos son buenos para el hígado.

3 alimentos sorprendentemente deliciosos que son buenos para el hígado

  • Cúrcuma (curcumina)
  • Café
  • Jengibre

¿En qué beneficia la curcumina al hígado?

La curcumina tiene notables efectos protectores sobre el hígado. Según los investigadores, la curcumina puede ser una forma natural de ayudar a restablecer el funcionamiento normal del hígado. Esto se debe a que la curcumina es un nutriente superpotente: su estructura contiene un montón de elementos que le confieren capacidades antioxidantes. Actúa como una especie de escudo. Como tal, la curcumina es muy respetada por los científicos como un alimento que es bueno para el hígado.

Un buen alimento antiinflamatorio

Al igual que el agua puede apagar una llama, la curcumina tiene unas capacidades antiinflamatorias impresionantes en su organismo. La curcumina actúa como un extintor de los mensajeros (citoquinas proinflamatorias) que intensifican la inflamación. De hecho, los científicos dicen que el impacto más genial de la curcumina es cómo puede calmar con éxito una chispa clave en la mayoría de las enfermedades crónicas, llamada factor nuclear kB (NF-kB). No es de extrañar que las investigaciones hayan descubierto que la cúrcuma tiene tantos beneficios para la salud.

¡Espera! Hay más...

La curcumina hace varias cosas para enfriar las reacciones adversas (llamadas estrés oxidativo) que dañan su hígado. De forma similar a cuando se llama a toda una dotación de bomberos para ayudar a apagar una llama, la curcumina potencia una cascada de respuestas naturales del organismo para ayudar a reducir el daño.

La curcumina favorece la salud del hígado

Según las investigaciones, la curcumina puede ser protectora y eficaz en varios tipos de enfermedades y trastornos hepáticos. Hay muchas formas en que la curcumina ayuda al hígado, entre ellas la capacidad de frenar la hormona leptina y los niveles altos de azúcar para que no desencadenen fibrosis en el hígado, dicen los estudios de investigación. Esto es útil para las personas que padecen hiperglucemia, resistencia a la insulina o síndrome metabólico.

6 enfermedades hepáticas comunes que la curcumina podría favorecer, según una investigación

Las investigaciones sugieren que la curcumina puede ser útil para muchos problemas hepáticos, entre ellos:

  • Enfermedad del hígado graso no alcohólico
  • Esteatohepatitis no alcohólica (EHNA)
  • Enfermedad hepática alcohólica (ALD)
  • Lesión hepática
  • Hepatotoxicidad
  • Fibrosis hepática y cirrosis

Curcumina y enfermedad del hígado graso no alcohólica

Hasta un 35% de los adultos padecen hígado graso no alcohólico. Las células hepáticas acumulan grasa. Esto significa que las células no pueden funcionar correctamente. Las capacidades protectoras de la curcumina para el hígado parecen ayudar. Es una gran noticia, ya que la enfermedad del hígado graso no alcohólico es la enfermedad hepática crónica más prevalente y un componente clásico del síndrome metabólico (obesidad, diabetes, hipertensión y resistencia a la insulina).

Curcumina y síndrome metabólico

El síndrome metabólico, una enfermedad relacionada con el estilo de vida, puede ser difícil de controlar, ya que exige importantes modificaciones en el estilo de vida. Los investigadores se preguntan si la curcumina podría ayudar. Dado que la curcumina protege el hígado, así como otras afecciones asociadas al síndrome metabólico (obesidad, niveles elevados de grasa en sangre, equilibrio del azúcar en sangre), los investigadores sugieren que la curcumina podría ser útil.

¿La cúrcuma cura la resaca?

Una de las preguntas más populares sobre la salud del hígado es qué puede curar la resaca. Las pruebas demuestran que la cúrcuma (curcumina) es un impresionante protector del hígado, pero en cuanto a ser una cura para la resaca, se necesita más investigación. Hay potencial según un estudio con ratas: un extracto de cúrcuma (que contiene curcumina) ofreció algunos efectos beneficiosos del daño hepático a corto plazo por un atracón de consumo de alcohol. En cuanto al consumo crónico de alcohol, la curcumina parece aliviar los daños, según las investigaciones.

Referencias:

Curcumina en enfermedades hepáticas: una revisión sistemática de los mecanismos celulares del estrés oxidativo y perspectiva clínica. Nutrientes 2018 jul; 10(7): 855.
El papel de la curcumina en las enfermedades hepáticas. Arch Med Sci 2019 Oct; 15(6): 1608-1620.
Curcumina y obesidad. Biofactors 2013 Jan-Feb; 39(1):78-87.
Lipid-modifying effects of adjunctive therapy with curcuminoids-piperine combination in patients with metabolic syndrome: results of a randomized controlled trial. Complement Ther Med. 2014;22:851-7.
La curcumina como estrategia terapéutica en enfermedades hepáticas. Nutrientes 2019 Oct 17; 11(10):2498.
La curcumina previene la enfermedad hepática crónica inducida por el alcohol mediante la disminución de la generación de ROS y la mejora de la capacidad antioxidante. Fitomedicina 2012 Abr 15;19(6):545-50.
Efecto del consumo de café sobre la incidencia de la enfermedad del hígado graso no alcohólico, la prevalencia y el riesgo de fibrosis hepática significativa: revisión sistemática con metaanálisis de estudios observacionales. Nutrients 2021 Aug 30;13(9):3042.
Los efectos hepatoprotectores del jengibre. J Chin Med Assoc. 2019 Nov;82(11):805-806.

Allison Tannis MSc RHN: Conocida por sus palabras deliciosamente frikis, los libros y artículos de Allison son leídos en todo el mundo por quienes sienten curiosidad por saber dónde están los lugares más nutritivos (y deliciosos) para meter el tenedor. Más información en allisontannis.com. Siga a @deliciouslygeeky.